En esta página, usted es nuestro visitante número   Website counter

 

INTRODUCCIÓN

La familia es la base de la Sociedad.  Dios cuando creó el hombre lo pensó en 2 y los bendijo.  En este espacio encontrarás ideas y consejos para mejorar su salud familiar.

Algunas personas creen que solo hay hogar cuando hay marido, mujer e hijos... no importa si están o no casados. ¿Se puede llamar a eso hogar?

Otros creen que lo más importante es que hayan recursos para sostener el hogar... ¿Y donde queda el amor?

Para poder entender el hogar, tenemos que empezar por los comienzos de la raza humana. 

Comencemos por decir que Dios creó al hombre y a la mujer "a su imagen"; por tanto el hombre y la mujer son imagen de Dios. AMBOS SON IMAGEN DE DIOS (La Biblia no es un libro machista como algunos piensan).

En el principio Dios les dio a ambos igualdad absoluta.  No encontramos al hombre haciendo tal o cual cosa que la mujer no pudiera hacer o que no fuera su tarea.  De hecho, después de que Dios los creó, ambos cooperaron en colocar nombres a los animales y en cuidar del jardín que era su hogar...

Pero ocurrió un fenómeno triste, el hombre se desvía del propósito de Dios y de alguna manera escapa del control de Él.  Dios conociendo esto, muestra al hombre la triste consecuencia: uno quedará sujeto al otro...

Antes de entrar en esto de la sujeción, debo decir que cuando Jesús vino a morir por el ser humano, tanto el hombre como la mujer recobraron la igualdad, condicionada a aceptar a Jesús en su vida...

Volvamos a la consecuencia que el ser humano tuvo que afrontar al abandonar el propósito original de Dios para él: la sujeción del uno al otro.  Al hombre se le llama CABEZA DEL HOGAR (y suena muy interesante para muchos hombres).  Entremos a nuestro primer segmento de este seminario...

EL HOMBRE CABEZA DEL HOGAR

 

Envíenos sus sugerencias a la dirección que aparece en la pantalla de Bienvenida...